Su pedido está vacío
Su pedido está vacío

Cuando no nos quedamos de manos cruzadas y empezamos a activar el potencial que hay en nosotros, entonces provocaremos las oportunidades, para sacar oro hay escarbar! Muchos llevan años esperando que algo suceda y el desánimo los ha paralizado. 

Cuando pasamos por desiertos es la oportunidad de renovación y entender que algo nuevo y grande se acerca. Así que si estas pasando por un desierto no pienses que ese es tu final! El desierto es pasajero y Dios lo permite para que aprendamos a depender de El; en Deuteronomio 8:2 dice: “Recuerda el camino por el que el SEÑOR tu Dios te guió durante todos estos 40 años en el desierto, para enseñarte a ser humilde, ponerte a prueba y saber lo que tú pensabas: para saber si ibas a obedecer sus mandamientos o no”.

Amargura significa también Aflicción o disgusto. La amargura es una profunda y arraigada combinación de ira y tristeza en el corazón y de ella brota a través de lo que decimos, pensamos, actuamos.

La palabra amargura tiene el significado de veneno. Mis amados, todos pasamos por duros procesos que nos han dejado marcados, pero la clave está en no dejar que nuestro corazón se llene de raíces de amargura, pues los únicos perjudicados somos nosotros mismos. La amargura no te permite vivir en paz, gozo y menos y disfrutar de la vida y a tus seres queridos.

Muchos piensan que dar es disminuir o perder, pero la Biblia nos habla de un principio “EL QUE DA, TAMBIÉN RECIBE” Cuando somos generosos es porque somos dirigidos por Dios, pues su naturaleza es ser Generoso, nuestro Señor Jesucristo alimentó a la multitud varías veces, donde lo que tenían era muy poco para alimentar a tantos, Dios multiplicó para que todos se saciaran. Cuando somos generosos, El Señor  multiplica lo que de nuestro corazón sale dar.

Bendiciones!! Que Dios les conceda las peticiones de sus corazones y que la paz y la armonía reine en sus hogares.

Cuando piensas en el mañana que produce en ti? Porque la mayoría con el solo hecho de pensar en el mañana produce en ellos, ansiedad y preocupación y esto ocurre cuando no entendemos que Jesús es nuestro reposo. recordemos que cuando recogían el mana todos los días solo era la porción que necesitaban pero el viernes tenían que recoger  el doble porque el sábado ósea el próximo día que era el de reposo no tendrían que preocuparse porque ya tenían suficiente mana.

Sea en nuestra vida, el cambio en un hijo, una relación, en su empresa etc... los cambios son buenos, pero la verdad es que necesitamos ser transformados para vivir plenamente. Moises el hombre que Dios usó grandemente tuvo que ser transformado para llevar a cabo los planes del Señor. Moises hizo cambios, salió de Egipto a Madian, de principe paso a ser  pastor de ovejas, estuvo siendo procesado para ser transformado.

Así como los hijos van creciendo, también va creciendo la lucha con ellos, pues nuestros hijos son el blanco del enemigo, pero de algo estamos seguros es que tú y yo no firmamos ningún contrato de pertenencia con el. Por eso padres por mas difícil que se vea la situación con tus hijos sea por adicciones, rebeldía, depresión, modas y estilos extraños o por más que estén apartados de los caminos de Dios, hay dentro de ellos una semilla que el Señor sembró y con nuestras oraciones y devoción a Dios, lo que era antes una semilla se va a convertir en un árbol frondoso.

Que es agradar a Dios? Es, no vivir para nosotros, sino para Dios, hemos reconocido que Jesús es nuestro Padre y entendemos el sacrificio que El hizo en la cruz. Muchos quieren ver milagros, que Dios les abra puertas pero no han podido ver nada, puede ser que no están agrandando a Dios.